fbpx

No Seas Un Imbécil: Cosas Que Arruinan Una Cita

by Siegfried
No Seas Un Imbécil: Cosas Que Arruinan Una Cita

Clásico, vas a una cita y se dan dos escenas, uno, la cagas, literal, arruinas la cita, o dos, esa persona arruina por completo el encuentro, ¿y sabes por qué? porque son unos idiotas.

Vaya manera de hacer introducción a un artículo ¿no? Quizás sea porque he pensado que la manera más eficaz de dar a entender mi punto es siendo brutalmente honesto, o quizás tan solo soy un hijo de…. Como sea la idea está ahí, clara, y al grano.

Pero volvamos al tema, les pondré un escenario:

Existe un chico llamado Jimmy, es un tipo encantador, con un buen trabajo, divertido, tiene estilo, es la puta perfección. Y Jimmy como muchos de los que estamos leyendo esto hemos hecho match con alguna chica en Tinder (si se que lo usas) de nombre María. Bueno, resulta que Jimmy y María se llevan muy bien, y tienen una cita, pero el encuentro no fue agradable porque Jimmy se comportó como un patán y un imbécil durante todo la velada.

¿Te suena? Es probable que si. A lo que quiero llegar con esto, es que todos hemos estado en la posición tanto de Jimmy como de María.

Lo que quiero decir es que…

Hemos conocido alguna chica o algun chico ya sea en Tinder, en Facebook o en cualquier red, y hemos salido con la esperanza de tener una agradable cita con una persona que con la que podamos tener buena química y disfrutar de una tarde de café o una noche de cervezas. Pero al final terminamos decepcionados o siendo rechazados por diversas actitudes o comportamientos que no favorecen en nada a una primera cita. Y desgraciadamente, esto es cada vez más común.

¿Pero cuáles son esos fallos Mau? Para enlistar nombraré los más comunes:

Llegar tarde al encuentro:

Los costarricenses tenemos una mala fama que se nos ha formado con el tiempo y se ha convertido (para desgracia nuestra) en una cultura, el llegar tarde. Ya sea al trabajo, al médico, a la cita o incluso a un maldito crucero, es típico que lleguemos tarde.

Quizás estoy generalizando mucho, pero volvamos al asunto. No hay nada más descortés y sobre todo que muestre una gran falta de interés, que una persona que llegue tarde a una cita. Es básico y es una clara señal de que esta persona no es la indicada para ti.

Mi recomendación es sencilla, si vas a salir con alguien, prepara las cosas desde el día anterior, la ropa que usaras, los accesorios que te pondrás, el perfume, todo, incluso la maldita alarma, en serio, ser puntual no es tan difícil y te suma muchos puntos.

Ser un patán durante la cita:

¡Wow! Hoy estoy que ardo, directo al grano. En serio, esto aplica para hombres, mujeres, androides y alienígenas. Simplemente no seas un patán, no te comportes como si fueras la octava maravilla de este mundo, difícilmente lograrás algún tipo de avance en una cita si vas con una actitud altanera creyendote Tom Cruise cuando ni siquiera llegas a Adam Sandler.

Recuerda mis enseñanzas de artículos pasados «menos es más», y si, eso aplica en las citas, muchas veces ser una persona sencilla, humilde con buena actitud hace una gran diferencia, y dará igual si la cerveza estaba caliente o si la comida estaba fría y horrible. No importará porque tu manera de actuar y tu personalidad opacarán todo eso.

Silencios Incómodos:

Esto es todo un clásico, de seguro les ha pasado a todos al menos una vez en sus vidas. Van a su cita y la persona no resulta ser lo que esperaban, no hay química y se dan esos famosos silencios incómodos donde ambos pueden incluso escuchar al otro masticar la comida o hasta respirar.

Realmente esto se puede dar por una simple razón, no planifican la salida. Aunque no lo crean, una primera cita requiere cierto nivel de preparación, ya sea desde el restaurante o bar donde irán, lo que harán después de comer, las actividades que podrán realizar dependiendo de la hora del día hasta incluso los temas que tratarán en una conversación.

Pueden ver leer más sobre este tema en el siguiente en este blog.

Solución:

Ahora bien no me refiero a que vayan a la cita convertidos en unas legítimas computadoras con conversaciones prediseñadas en la cabeza, normalmente esto se va dando conforme la conversación que tengan, ahí irán saliendo temas y temas que los hará tener una cita muy fluida e interesante.

Pero, en todo caso, nunca está de más tener algunos temas en mente por aquello que la conversación llegue a un punto muerto.

Pregunta por su trabajo, sus pasatiempos, cómo estuvo su día, si sabe hablar mandarín o no, comparte tu receta de cheesecake que solo tu conoces, cuentale una anecdota, todo eso hará más sencilla la cita.

Hablar del Ex durante la cita:

No hay mucho que decir, si quieres que una cita se vaya al carajo, empieza a hablar de lo mal que lo pasaste con tu ex, felicidades, quedarás etiquetado como una persona que no puede superar su relación pasada. Luego no te quejes si no volvió a llamarte.

Emborracharse:

¿Recuerdan la película, Qué pasó ayer? Bueno, eso es básicamente lo que pasa cuando decides emborracharte en tu primer cita, claro, no creo que vayas a encerrar a un asiático desnudo en tu auto (espero).

Un error garrafal de toda primer cita, es el pasarse de copas. Vamos, se supone que van a ir a conocerse, hablar, disfrutar y pasarla bien para saber de alguna forma si les interesa volverse a ver, y sí, aunque se que unas copas hace que las personas entren en confianza, tampoco debemos exagerar. Se un caballero, ten algo de clase. No cometas el mismo error que otros cometen.

Mi único consejo a esto, es tratar de ir a lugares donde abunde la comida por sobre el alcohol, de esta manera podrás evitar malos recuerdos de tu cita.

No prestar atención a los detalles:

Y me refiero a tu persona. No creo que te pueda ir bien en una cita si no te esfuerzas un poco, sobre todo en tu aspecto.

Te lo pongo así, esa persona se tomará su tiempo para verse bien y vestir bien, ¿por qué tu no puedes hacerlo?

No puedes esperar terminar tu cita como un ganador si decides ir con una camiseta de tu equipo de fútbol preferido o si vas con ropa de gimnasio. No profundizaré mucho en el tema, si quieres saber más de cómo vestir para tu primer cita, te recomiendo leer este artículo.

Buscar el beso a como dé lugar:

Lo se, si consiguen besarse al final de la cita todo habrá sido un éxito (incluso si llegan a más), pero muchas veces las personas suelen hacer de esto una «misión», literalmente, pasan toda la cita esperando esa «señal» y no disfrutan el momento, no disfrutan la salida, incluso hasta ignoran lo que la otra personas les dice tan sólo para lograr su cometido y sus mentes no piensan en nada más que eso.

Este debe ser el peor error que se comete siempre en toda cita, no puedes disfrutar de la compañía de esa persona si solo buscas terminar la noche con un premio. Es super notorio cuando se busca eso, y tu cita lo llega a notar. Lo cual vuelve incómodo todo el momento.

Y al final cuando no lo logres, te sentirás una basura y decepcionado, sin ver el trasfondo de la cita, y sin haberlo disfrutado en lo más mínimo, te apuesto que al final de la noche no recordarás si tenia gatos o perros porque ni le prestaste atención.

En pocas palabras:

Disfruta la cita, no esperes nada al final de ella, no busques una meta o un objetivo, tan solo haz que esa persona la pase bien, eso no solo te dara muchos puntos, puede que incluso, salgan más de una vez y quién sabe, podrías topar con suerte.

Recuerda esto…

Si las cosas al final no salen como lo esperabas, no te desesperes, no todos pueden tener química, es cuestión de atracción y no siempre se da. Pero de igual forma, aunque de entrada la cita no vaya por el rumbo que quieres, tómatelo siempre en serio, y tenle el mismo respeto a esa salida como si lo hicieras con la mujer de tu vida.

Al final esto puedes verlo como un «entrenamiento», y cuando por fin salgas con esa persona con la que tengas una buena conexión, tendrás toda la confianza y conocimientos necesarios para no fallar.

¿Básico no?. No sean como el resto, sean los mejores. Nos vemos. Fuck Yeah!!!

PUBLICACIONES RELACIONADAS

Leave a Comment